VERSÍCULO DEL DÍA: Bendice, alma mía, a Jehová, Y bendiga todo mi ser su santo nombre. Bendice, alma mía, a Jehová, Y no olvides ninguno de sus beneficios. El es quien perdona todas tus iniquidades, El que sana todas tus dolencias; El que rescata del hoyo tu vida, El que te corona de favores y misericordias; El que sacia de bien tu boca De modo que te rejuvenezcas como el águila. Salmo 103:1-5.

LA ONU EN EL SALMO 2

¿Por qué las naciones se reúnen con furia, los pueblos traman en vano? ¿Por qué los reyes de la tierra se alzan, y los gobernantes juntos se reúnen en contra del Eterno. Salmo 2